Londres de nuevo

Después de más de 25 años he vuelto a esta ciudad en la que fui tan feliz, donde aprendí tantas cosas sobre el mundo, pero sobre todo sobre mí misma.

Encontré en parte una ciudad nueva: la noria (London Eye), el Shard, el pepino….  y el mercado de Camden Town casi ni lo reconocí, si no fuera por los puentes sobre los canales.

Una ciudad sin papeleras, para evitar las bombas, llena de colas para todo: para entrar en los locales, para ir al baño, para sacar dinero…

Una ciudad donde el metro te llena la nariz de (con perdón) mierda…

Pero una ciudad llena de vida. Gente, gente, gente, gente!!

Nos encontramos gente muy amable que con sólo verte consultar un mapa se te acercan para preguntar si necesitas ayuda.

El 1 de abril, día de las mentiras en Inglaterra, nos la metieron doblada. Fuimos a “colgarnos” de la verja de Buckingham Palace, para ver el cambio de guardia, y después de estar media hora apretujados, un policía del otro lado vino para avisar que ese día NO había cambio de guardia. Grrrrrrrrrrr….

Delante del palacio, grúas gigantescas (pensamos que Isabel tenía obras delante de su casa) y la calle entera llena de caravanas y furgonetas… hasta que preguntamos y nos dijeron que estaban grabando una película para  Disney. Increíble el dinero que se gastan. Era casi una ciudad completa allí en los arcenes del Mall!

En Trafalgar Square, más policías que turistas. En una esquina una manifestación de izquierdas contra los fascistas (?).

El puente de Westminster lleno de gente, con las farolas llenas de flores después del reciente y trágico atentado. Flores también en Scotland Yard para homenajear al policía muerto.

No sé si volveré, pero al menos, este pasado fin de semana “respiré” de nuevo un poco el ambiente que viví hace unos 30 años, donde fui tan feliz, donde aprendí tanto.

Y ahora se quieren desconectar. Nunca quisieron ser parte de Europa, siempre se sintieron diferentes… buena suerte Inglaterra, ojalá encuentres lo que buscas.

Hasta siempre, Londres, hasta siempre…

Anuncios

17

Me gusta el número 17. Fue el día que nací yo. Ese día, en mi pueblo, hay fuegos artificiales. Vale, vale, no es por mí… se me ocurrió nacer el día principal de las fiestas patronales de San Cibrao (menos mal que no me pusieron de nombre Cipriana…).

Pues eso, que feliz año y blablabla. Y muchos deseos que este año con bonito número nos traiga buenos augurios a todos.

Quería aprovechar este medio para dar gracias al Universo por todas mis amigas, mujeres imprescindibles en mi vida, con las que me río, lloro, aprendo… amigas cercanas, amigas lejanas, alguna que ya se ha ido pero me está cuidando desde donde esté. Amigas de la infancia, de la juventud y de la madurez. Amigas de siempre y amigas reencontradas. Gracias a todas por estar ahí. Os quiero.

 

¿Cómo está Grecia?

Le preguntaba yo por correo electrónico a mi amigo Yorgos. Tardó un poco en contestar. Anda por países caribeños ganándose la vida. Pero hoy llegó su contestación y, sin su permiso, reproduzco aquí su exquisita y detallada respuesta. Lo que no sé muy bien es cómo responder a su pregunta final…
 
 
“Grecia es un caos. Total. Sabíamos que Tsipras tiene un cerebro reducido pero esto ya es de otro planeta. Sinceramente no se por donde comenzar..
 
 
– Corrupción: No terminan estos de Syriza. Al ministro de Economía “se le olvidó” declarar ingresos de 1,8 millones y… 17 casas (caramba, si tienes tantas es probable que se te olviden en el momento de llenar la planilla de la renta, ¿no?), los dos hermanos de Tsipras falsificaron su declaración de la renta (además con mala ortografía por lo cual los cogieron, jajaja), el mentor de Tsipras y actual Ministro de la Presidencia tuvo la “gran suerte” de que le otorgaran dos obras públicas a su empresa, una de 5,4 millones y otra de 6,5… su compañía nunca había ganado ningún concurso desde los años 70, era una constructora desaparecida. Obvio, las obras que le otorgaron no fueron vía concurso… qué sorpresa. El secretario de SYRIZA apuntó a su mamá, su hermana y su novia en el mismo día en cargos diferentes. Su novia fue la que protagonizaba en un anuncio de SYRIZA y por eso se le pagaron… 300.000 euros, mientras su mamá se apuntó en el parlamento con salario de 8.000 euros (era ama de casa hasta entonces) y su hermana es ya ayudante de juez, a pesar de que ha estudiado peluquería. Vamos, meritocracia de la mejor índole, con Tsipras volando en helicóptero para ir a su trabajo y sus hijos ya se inscribieron en la escuela más cara de Grecia y su esposa ya es profe de una universidad (antes era estudiante…). Quizás el caso más espeluznante es el de Karanikas. El gremlin este es un personaje que participó con Tsipras en la ocupación del politécnico hace unos años…. casi todos los estudiantes de onces ahora tienen cargos gubernamentales aunque ninguno ha trabajado en su vida (eso incluye Tsipras, que nunca ha trabajado en algo que no sea su partido, ni hace declaración de la renta). Pues este Karanikas se apuntó como “asesor del primer ministro”, pero es más famoso por sus tweets, cuya ortografía da risa, y por los tweets que envía a presentadoras del corazón de la televisión. A una le escribió “tus tacones hoy deslumbraron mi día” (con faltas de ortografía), a otra “que lindiiiiiisimo tu vestido, ¿quién te lo hizo? ¡¡le das un brillo único!!” y de vez en cuando hace comentarios políticos desde su tweet atacando a presentadoras de la televisión por ser feas, haberse maquillado mal o hablar a favor de la UE.
 
 
– Ultraderecha: Como si no fuera suficiente con dar cargos a inútiles, Tsipras se alió con la ultra derecha para gobernar. Sus socios, el partido de “los Griegos Independientes” son unos islamofóbicos, homofóbicos y racistas, incluido el ministro de Defensa quien pidió que renuncien todos los que llaman a Macedonia… Macedonia. Sus comentarios sobre los homosexuales, el aborto y los inmigrantes pertenecen a la Edad Media.
 
 
– Economía: Qué decir… A Tsipras se le entregó un país con un sur plus de 1,5% y el Gobierno tenía que tomar medidas de solo 5.000 millones de euros para poder salir a los mercados y regresar a la normalidad. Pues no, Tsipras derrocó el gobierno (con el pretexto de las elecciones del presidente… que es como el rey en España, o sea un espantapájaros que no hace nada) prometiendo que… aumentaría los salarios un 25%, que se darían 13 pagas y 2 pensiones extra anualmente, que habría transporte gratuito, que aumentaría el número de ingresados en la universidad, que la UE nos condonaría la deuda porque sí, que otorgaría aún más privilegios al sector publico, etc., etc. Gracias a Varufakis, quien cerró los bancos por no querer adoptar medidas de 5.000 millones y reformas que siguen siendo necesarias (no hablamos de recortes… de REFORMAS, como que un estado no puede seguir considerando como estudiante a una persona que no ha aparecido en ninguna prueba tras ¡20 años en una universidad!), causó un déficit enorme, creó una nueva deuda de 87.000 millones en tan solo 6 meses, aconsejaron a la población NO pagar sus impuestos (y ahora les dicen que sí… que por favor paguen). Esta semana el gobierno confiscó las últimas reservas, las de las cajas y de las universidades para poder pagar salarios. La economía está por el suelo, los recortes peor que nunca y todo eso porque este tipo no quiere hacer reformas.
 
 
Quizás lo más cínico es la forma en la que utilizó a los pobres refugiados. Tsipras anunció “la política de fronteras libres”, o sea prometió dejar las fronteras sin guardias para que los inmigrantes entraran a la UE y después les dejaría cruzar a Italia y los Balcanes. Era de esperar lo que pasó: después del anuncio, el número de inmigrantes se multiplicó por NUEVE, a pesar de que antes de Tsipras iba disminuyendo. Tsipras utilizó a los inmigrantes para chantajear la UE: o me regalas parte de la deuda o sigo abriendo fronteras y te envío un millón de inmigrantes. Claro, la UE no se dejó chantajear y nos cerró las fronteras (prácticamente ya no pertenecemos a la zona Shengen) y así nos quedamos con decenas de miles de inmigrantes que no sabemos cómo tratar… Es que Tsipras lo que sabe hacer es chantajear, lo mismo intentó hacer Varufakis a la UE con la deuda: si no me borras la deuda, me voy del euro y el euro colapsa. Pues adivina, la UE le dijo que se vaya de la eurozona y que estarían felices de no tener una oveja negra compartiendo la misma moneda que los países “normales”. No es de sorprender, toda su carrera se basó en eso, hasta su título de ingeniero lo obtuvo con la famosa ocupación del politécnico, lo ocupó con unos amiguitos suyos en los 90 y para dejarlo abrir de nuevo exigieron que se les dieran sus títulos sin hacer los exámenes. Él pensó que podría chantajear a la UE de la misma manera.
 
 
Aun mas preocupante es el tema de la libertad de expresión. Ya Tsipras pasó una ley según la cual todas las licencias de televisión serán reevaluadas y habrá un hiperministro que decidirá cuál de ellas cumple los requisitos. Ese ministro es su mejor amigo y socio de ocupas Nikos Pappas, un verdadero Rasputín que logró “comerse” a Varufakis y al propio Ministro de Prensa (quien tuvo que dimitir tras una cinta en la cual chateaba por internet con unos menores, masturbándose, introduciéndose una zanahoria y tragando su propio semen…). Es muy lamentable que varios de los medios de comunicación ya están criticando menos al Gobienro por intentar obtener una de estas licencias… Madurismo total, ya somos Venezuela.
 
 
Al parecer a Tsipras le quedan pocos días. Acabó con la economía, su popularidad bajó del 80% al 12% y según los sondeos tendrá que luchar para obtener el segundo puesto en las próximas elecciones, que nadie sabe cuándo serán. No veo rival ninguno, salvo a la derecha. El PASOK está destruido,los comunistas pertenecen a otra época paleontológica, el partido del centro no tiene cobertura en los medios y de Amanecer Dorado ni hablar…
 
 
Estamos MAL. Vamos a tener un verano trágico, ya no hay dinero ni para comprar petroleo de nuevo e incluso las elecciones no resolverán nada, Tsipras perderá porque no lo apoyan ni sus propios miembros del partido,  pero de los demás nadie superará el 25%, anarquía total.
 
 
Ahora explícame tú qué está pasando en España, en tu vida, en mi querida Galicia…”
 
 

Pablo, Pablito, Pablete

Cómo cambian los tiempos, Venancio. Eso cantaban Los Compadres, y eso me vino a la cabeza cuando me encontré a mí misma pensando en mi intención de voto en las próximas elecciones.

Dentro de un mes escaso se cumplirán 5 años de aquel esperanzador 15M que revolvió las entrañas sociales de este país, que nos insufló grandes dosis de esperanza y de ganas de hacer las cosas de forma diferente.

Y justo también va hacer 5 años en junio estaba yo con mi amiga Isabel  y mi amigo griego Yorgos en la Plaza Sintagma de Atenas, donde tomando como ejemplo las acampadas de la Puerta del Sol de Madrid, los griegos tomaron el espacio frente al Parlamento griego para exigir lo mismo que nosotros. Creo que tengo alguna foto por aquí… dejadme buscar…CIMG1086CIMG1088

Saludamos a los acampados, nos abrazaban por ser españolas, nos sentíamos incluso orgullosas de serlo…

Hacía tiempo que yo no votaba, no quería ser partícipe ni cómplice de un tipo de política tan antagonista con mi forma de ver la vida. Y ese 15M me devolvió la ilusión de ir a las urnas. Introduje mi papeleta de Podemos en las urnas como si fuera un cupón premiado de la ONCE.

Y ahora, esto. Este sinsentido. Esta soberbia. Esta forma de hacer las cosas exactamente igual que los demás.

Me siento TAN defraudada, tan estafada… que decidí, en un principio, no volver a votar.

Pero hete aquí que no. Que sí. A ver. Que sí voy a ir a votar. Pero por primera vez en mi vida voy a utilizar mi voto para castigar a quien voté en las anteriores. Donde más les duele. Voy a vengarme. Y sí, señores. Voy a votar al PP. Como lo oyen.

Si el señorito Pablo, Pablito, Pablete se limpió el culo con mi voto, se lo voy a devolver doblado. Me habéis traicionado tanto, tanto, que deseo fervientemente que gane el PP para que os traguéis la soberbia y os enfrentéis, con humildad, a vuestros errores.

Yo no quería más de lo mismo. Quería algo MUY diferente. En la forma y en el fondo. Lo que habíais prometido desde ese 15M. Y ahora qué. Estáis utilizando las mismas palabras, las mismas formas, las mismas ruedas de prensa y no estáis haciendo NADA.

Pues se acabó. Mi voto es de castigo. Al menos el PP no me va a defraudar y os va a mandar a la oposición con menos diputados de los que tenéis ahora y vais a tener que meter el rabo entre las piernas, morder el polvo y aprender un poquito de humildad.

Y por último, ni se os ocurra hablar en mi nombre. Si vuestras bases os apoyan, esos 150.000, los 5 millones de votos, a quienes no habéis consultado y a quienes habéis defraudado, esos no os perdonan. Yo no. No en mi nombre. Nunca máis.

 

Querida Conchi

Hay una mujer en mi vida a la que le debo tanto, tanto, tanto, que sé que no tendré suficientes años de vida para pagarle.

Desde que era adolescente y tenía problemas con mis padres, era en su casa donde me refugiaba. Ella me hacía siempre y sin cuestionarme, un hueco entre la (entonces pequeña) familia que estaba formando, y allí me reconciliaba yo con el mundo.

No he conocido persona más generosa en mi vida. Generosa con su amor, con su tiempo, con sus cosas. Desde entonces, es ella la que me regala bolsos (yo soy un desastre), fulares, ropa… y sé que SIEMPRE tengo allí mi casa, si me hace falta.

Desde que la conocí, paso con ellos todos los fines de año, con su familia que fue creciendo hasta tener tres maravillosos hijos. Una fecha que siempre me produce cosquillas en el alma, porque nos juntamos buenos amigos en su casa, siempre abierta, siempre impecable.

Cuando vivía en Londres vinieron a pasar conmigo una semana, ella y su marido, su hermana y su cuñado. Fue entrañable para mí poder ofrecerles el pequeño apartamento donde vivía, con colchones en el suelo, todos apretaditos, sin grandes lujos, pero con lo imprescindible para que pudieran visitar la ciudad y estar al menos con alguien conocido, no en un frío hotel para turistas.

Más tarde, cuando ya vivía yo en Madrid, vino de nuevo con su marido. Esta vez, desgraciadamente, no fue una visita turística, sino médica. La pequeñísima Candela, su hija pequeña, venía a someterse a una difícil operación a corazón abierto. Tenía pocos meses de vida. Y salió adelante. Fuerte como un torito. Candela creció y creció, preciosa, angelical, dulce, presumida. Pero nunca dejó de ser niña. En su genética, una rara e indescriptible (para mí) ecuación de números y letras la hizo ser niña aunque fuera cumpliendo años.

Esa madre, ese padre, esos hermanos, la cuidaron con cariño y firmeza, llenando su vida de rosa (su color preferido durante mucho tiempo), con su bicicleta para quemar calorías, porque le gustaba comer, todo le sentaba bien y su madre era estricta y ella, muy obediente y pizpireta, enseguida se subía a esa bicicleta estática y pedaleaba kilómetros que luego le decía a su madre, toda contenta.

Esa niña, ese ángel, Cande, Candeliña, se fue volando este lunes pasado, el 21 de marzo, dejando desolados a todos los miembros de su gran familia. Se fue sin avisar, sin motivo, sin razón. El dolor que vi ayer en el cementerio en la cara de mi queridísima amiga, no se me olvidará en la vida. No tengo palabras para describir lo que vi en su semblante. La ausencia de Candela. Iba agarrada a la preciosa urna que llevaba sus cenizas, pegada a su corazón de madre desgarrada. Ella, que para mí era el paradigma de la fuerza y la vitalidad. Ella que era la que cada mañana tiraba de mí para ir a andar, para que me gustara, porque lo necesitaba. Incansable, subiendo y bajando cuestas y escaleras. La personificación de la energía vital, la vi reducida a la mínima expresión de vida, un pequeño suspiro llevada en volandas por sus hijos y su marido, para depositar a su niña Candela junto a su abuelo.

Daría lo que fuera por poder quitarle un gramo del dolor que siente. Pero sé que no puedo. Lo único que puedo hacer, en cuanto pasen unos días, es estar, ser, única y exclusivamente para ella, 24 horas al día si hace falta, y empezar a devolverle con cariño, con fuerza y energía, todo lo que me ha dado y sé que seguirá dándome: su amor incondicional de amiga. Mi amor por ella es grande, me duele en el alma, siento su dolor desde ese kilómetro que me separa de su casa. Pero estaré ahí para ti, querida Conchi. SIEMPRE. Cada día de este penoso y doloroso camino que empiezas ahora sin tu niña. Ahí estaré para llenarte de besos, de abrazos, de cariño, de ideas, de caminatas, de labores, de todo lo que haga falta para que, poco a poco, a tu ritmo, vayas caminando de nuevo en esta vida que ahora sé que no tiene sentido para ti.

Te prometo, Conchi, que haré contigo el tramo del camino de Santiago del que hablamos. Y si hace falta, lo hago corriendo, o nadando, o arrastrándome, con tal de que vengas a mi lado. Yo nunca dejaré de estar ahí. Te quiero, Conchi, te quiero con todo mi ser.

http://www.usc.es/uniatemp/es/node/327

 

Carta de amor a un hombre obcecado*

Esta es la historia real de Justo Gallego, un hombre obcecado por una meta casi inalcanzable, buscando conseguir su sueño divino. Su razón de ser es que  fue expulsado de un monasterio de Soria al enfermar de tuberculosis; con el paso del tiempo se recuperó y decidió dar gracias a Dios construyendo una Catedral prácticamente solo desde 1961.

El templo tiene unas dimensiones gigantescas, las dos torres miden 60m. y la cúpula alcanza los 35m. Pero más asombroso aún es que este señor tuvo que abandonar los estudios cuando empezó la guerra civil y ha conseguido construir algo así. Él dice ”lo tengo todo en mi cabeza”.

Aunque para su construcción confiesa que se basó en libros antiguos, algunos escritos en latín, para dar forma a su catedral.

Los elementos decorativos están realizados con material reciclable como latas o vidrio. Lo curioso de este lugar es que podemos encontrarnos una cripta, escaleras de caracol, claustro, pórticos, también podemos pasear por ”los brazos” o subir al tejado. No hay nadie que te moleste. Tú entras allí, ves a Justo trabajando y andas a tus anchas.  Esta catedral está dedicada a la Virgen del Pilar.

*No. No es el de los sueños. Bueno. No sé…

**Sacado del blog:

http://www.vero4travel.com/2013/07/donde-esta-catedral-justo-visitar.html

Att. Departamento de Sueños

A quien corresponda.

Vamos a ver. Últimamente este servicio debe estar mal configurado o defectuoso, ya que no dejo de soñar con un hombre a mi lado que ¡es la leche, tú!

Eso sí, cada noche es uno diferente, no les pongo cara, oye, pero están ahí, haciéndome saber que están ahí para mí y por mí.

No sé si es un problema del lado de los servidores de ellos, que me los mandan a mí erróneamente, pero sea lo que sea, por favor, revísenlo, porque me pego unas despertadas un poco bipolares. Primero con una sonrisa tonta en los labios, después un ceño fruncido y después un cabreoooo… porque, vamos a ver: YO.NO.HE.PEDIDO.NADA.DE.ESO.

He revisado mi contrato con ustedes y no aparece por ningún sitio que haya pedido un caballero andante o un guardaespaldas o un acompañante, que no. He mirado la letra pequeña y todo.

Así que les ruego encarecidamente que revisen mi caso y dejen de mandarme a estos hombres que, ni los necesito, ni me hacen falta ni nada de eso.

Se despide atentamente,

la soñadora número 29kTTYJsy’kjv83