1. Los diseñadores de paquetes de pasta, arroz, legumbres… ya sabéis, esos paquetes de plástico que se rompen por donde SIEMPRE te lo esperas, pero no le haces caso y que acaban mal-sujetos por una pinza de la ropa o metidos en una bolsa de plástico para que no se esparza su contenido everywhere…
  2. Los diseñadores de sillas para restaurantes que sólo piensan en ELLOS y no nos hacen la vida nada fácil para poner un bolso, un paraguas, un algo que lleves encima aparte de a ti misma… ¿a que hacemos huelga de restaurantes hasta que os deis cuenta? ¿Qué os cuesta diseñar una silla con un compartimento para el bolso y otros complementos?
  3. Los diseñadores que no acaban de dar con una “bolsa todo incluido” en los tamaños adecuados a los tipos de bolsos más estándar para no tener que andar metiendo todo en otro bolso que no tiene los mismos compartimentos…
  4. Los diseñadores de barras de bares, restaurantes, etc., que no tienen en cuenta las necesidades básicas de sus clientes y no ponen perchas para abrigos y/o bolsos
  5. Las puñeteras bañeras, causantes el 80% de los accidentes domésticos…
  6. Los políticos que, pese a la existencia y exhibición de una hemeroteca cada vez más ágil, eficaz y efectiva, nos tratan como a gilipollas incluso después de escuchar tantos “antes y después” sin sinquiera IN-MU-TAR-SE, ¿o no os pasa como a mí¿ ¿no os apetecería ver a los protagonistas de esos vídeos diciendo lo que luego desmienten con sus accionees? . Propongo una figura jurídica llamada “Donde digo digo, digo Diego”, con penas de multas económicas y de cárcel para todos aquellos políticos de los que hay constancia mediática de haber dicho lo contrario de lo que van hacer. ¿Pero qué se han creído? ¿es que seguimos comulgando con ruedas de molino? ¡Utilicemos las nuevas tecnologías a nuestro servicio! Que pasen vergüenza. Ruedas de prensa interactiva donde se les pueda confrontar con sus propias palabras.
  7. Los periodistas y tertulianos de este país que se dedican a “cortar y pegar” noticias de otros medios con tal de que satisfagan las exigencias de sus empresas mediáticas o sus ideologías, en lugar de explicarnos las cosas desde el sentido común (¿quizás porque lo que defienden no lo tiene?) ¿por qué se empeñan en creer que somos idiotas? Es un problema de ellos, que no explican lo que ellos entienden que está pasando en un lenguaje didáctico y comprensible, que existe, porque ellos ni son extraterrestres ni superdotados especialistas en los temas de los que hablan, sino que los han entendido a nivel básico, o no… quizás ni saben de lo que están hablando y simplemente repiten como loros las consignas… yo smiplemente os pido que os expliquéis de forma natural sin que os tengan que poner en la tesitura del “¿sí o no?”, tendencia heredada de esta temporada de los que se supone son los medios e este país, por llamarles algo.
  8. De aceptar como “dogma” algo que me cuenta alguien que no conozco, que no sé si sabe o no sabe… si saber…

Anuncios