Por estas mis tierras, es época de matanzas. Se juntan los vecinos, todos ayudan a todos, se cuentan historias de antaño. Comidas fraternales.

Por otras tierras, otras matanzas inhumanas, atroces, dejan a padres huérfanos de hijos. Porque sí. Qué tragedia. Qué locura. Mi corazón se encoge por Paquistán.

Obama aprovecha que se larga para dejar su impronta en Cuba. Todos estamos contentos (menos los que viven del odio ancestral). Se ha dado un paso hacia la normalidad. Ojalá los cubanos de Cuba vean pronto los frutos de este acercamiento.

La sister llega mañana de los Londres, y el MonChino desde China (como su propio nombre indica), como el turrón.

El gran Nicolás, emulando a su tocayo holandés, también nos anima estas Fiestas. Y los Pujol. Qué aburridos deben estar en Dinamarca, sin corrupción. ¿De qué hablarán en las tertulias políticas? ¿tendrán tertulianos?

Ya puse un belén fantástico. No porque sea la leche, sino porque hay que echarle fantasía a la cosa: el Niño Jesús es 10 veces más grande que sus padres y la mula y el buey juntos. Hasta puse una bola de cristal de esas con nieve, con una iglesia de Santorini dentro. ¿Fantástico o no? Sorry, no foto. Voy a pedir la cámara a los Reyes Magos… ejem… a ver si me leen desde Oriente…

Ahhhh… la Navidá, Navidá, dulce Navidá…

Anuncios