¿Desde cuándo la clase política no está incluida en la definición de “ciudadanía”?. Estoy hasta las narices de oírles (a los políticos, tertulianos y otras especies) hablar de “la ciudadanía” como si ellos no pertenecieran a ella. O sea, que lo que necesita y pide “la ciudadanía” lo “no resuelven” los de la clase política, que no son ni pertenecen a “la ciudadanía”.

Porque todo es “la ciudadanía pide”, “la ciudadanía exige”, “la ciudadanía está indignada”, la ciudadanía clama”… ¿pero de qué planeta salen estos politicastros? ¿Para cuándo una clase política que salga de la ciudadanía, tenga los mismos problemas y necesidades de la ciudadanía para que realmente la conozcan y defiendan? Y me refiero a TODA la clase política, sin excepciones. Por desgracia.

¿Dónde están los políticos que viven y sufren los problemas de “la ciudadanía”? No lo sé, en todo el mundo sólo he visto al uruguayo Mujica. Quizás tengamos que resignarnos a aceptar que somos un país donde los pícaros son glorificados y se muestran, casi, como modelo a seguir.

Otra cosa que me molesta y mucho es lo de “que devuelvan el dinero”. ¿A qué o a quién? ¿Sabremos, si se devuelve, que se hace un “buen uso” del mismo? ¿Por qué no hacen el dinero devuelto visible cubriendo necesidades básicas de “la ciudadanía”? Bancos de alimentos, residencias geriátricas, hogares para desahuciados, ayudas a dependientes… la lista es infinita. Con carteles bien grandes que pongan: “se ha construido con el dinero robado por fulanito de tal y recuperado por la justicia para “la ciudadanía”. Eso sí sería lo correcto.

Es que me ponen de los nerrrrviossssss

Anuncios