Pues eso, como decía el Freddy, The show must go on.

Actualizando un poco lo que me rodea, empiezo por decir que ya no tengo cámara. Se murió atascada, la pobre. Culpa mía. La metía en el bolso sin funda. No en el bolso. En “mi” bolso, cuyo fondo es un sitio arqueológico… Y claro, la maquinita, curiosa ella, se metió “un algo” en el ojo -digo, en el zoom. Qué lle imos facer

Siguen saliendo capullos de rosas y otras flores a días de diciembre. Raro-raro-raro… y lástima que no pueda mostrar los colores de las hojas de las hortensias debajo del balcón. Van del amarillo al lila, pasando por el verde y el naranja. Se están acabando las manzanas. Los tonos marrones tiñen los montes entre el verde de los pinos. La niebla baja bañando suavemente el entorno hasta que la fuerza del sol la va convirtiendo en leve humareda que asciende de nuevo hasta disolverse.

Los puerquitos ya son puercotes y están a punto de caramelo…

Pasaron los magostos, el xamaín ese y una celebración de los 50 que me demostró que todavía puedo aguantar hasta las 7 de la mañana siempre y cuando al día siguiente no me mueva de la cama. Pero valió la pena.

Suelo levantarme muy temprano, incluso a las 6 de la mañana. Café con leche. Pienso para los gatos. Observo la a veces dramática transición al amanecer, un pantone imposible de imitar porque cada segundo que pasa adquiere un tono diferente. Empiezan los pájaros con sus parloteos y cantos. Las chimeneas comienzan a humear. Escucho la BBC World Service que me informa sobre países lejanos. Pero sólo hasta las 9. A partir de esa hora me empapo de “la vida nacional” que está de lo más entretenida últimamente.

La sister in London se cambió de piso y de zona, encantada con su habitación con armario de 6 puertas. Anda de coreógrafa para la fiesta de navidad de su empresa. Qué cosas…

Mi amigo Monchiño ( http://monchoiglesiasmiguez.blogaliza.org/ ) cambió Palestina por China (por eso de la rima) y anda entre pandas y palillos enseñando español. Ahora le llamo Monchino, jiji).

Sigo enamorada de Toni Zenet

y recientemente también me he enamorado de Ibeyi

Biquiños.

Anuncios