Cuando estoy en “la ciudad”, Pluto y yo salimos por la mañana a dar un garbeo al lado del río. Es un paseo bonito todo el año, cada temporada con sus peculiaridades. Estos días hace frío y con la lluvia-que-no-cesa el río va cargadito.

Pluto ha tenido un altercado hace unas semanas. Es un poco macarra y le tiene profundo odio a Lucho, su enemigo público número 1. Y lo que se veía venir, llegó. No sé cómo quedó Lucho, pero Pluto acabó en el veterinario con 4 grapas en la cabeza y un diente menos. He aquí la cicatriz que le quedó:

IMG_4021Y por encima, su mamá le compró una tela de camuflaje (??) y su abuela (!!) le hizo un traje ¡a medida! (y según la abuela costurera, se portó muy bien al probar). Y así salimos in the morning:

IMG_3999Y este es nuestro recorrido:

IMG_4003IMG_4002 IMG_4000IMG_4006Y al llegar a casa, la rutina en el portal: limpieza exhaustiva de patas. No le gusta nada, pero transige y pone cara de resignación.

IMG_4009

Sabe que le espera el desayuno y tan pronto termino con él sube como una centella escaleras arriba, araña la puerta y como un cohete teledirigido va sorteando pasillo y puertas hasta que su fuciño acaba dentro del cuenco de pienso y se pone a devorar como si no hubiera un mañana y no hubiera comido en un mes. Pura pasión por comer. Y cuando termina (en cinco segundos de reloj), me mira suplicando más.

IMG_4010Se conforma rápido y tras la caminata y el desayuno, es tiempo para una siesta matinal.

IMG_4011Y así se pasa el día este macarrilla que es el encargado de darle a esta santa casa un toque gracioso, infantil y tierno. Si es que es todo un personaje este Pluto…

IMG_4012

 

 

Anuncios