No. No. No y no. Me da igual. No volveré a votar. He dejado de hacerlo hace algunos años. Es la única forma que tengo de decir ¡NO!

No quiero ser cómplice.

¿Quién se cree ALGO de lo que dicen? ¿Quién cree en los diputados, en el Parlamento, en Bruselas, en…? Entonces… ¿para qué votar? ¡Que alguien me lo diga!

¿Para que los sres. diputados tengan su sueldo blindado? ¿Para que puedan legislar lo que les conviene? ¿Para eso necesitan los votos, no? ¡Pues que no cuenten con el mío!

Y los medios… Primero nos ponen las imágenes de la sinrazón, de la insustancialidad, de la descerebrización política y legislativa y luego, cuando el pueblo protesta, dicen que no, que hay otras formas… ¡¡¡¿QUÉ FORMAS?!!! ¡¡¡¿Y DE QUÉ COÑO SIRVEN?!!!

No. La política no es igual a servicio público. Es igual a SU servicio privado. Para eso trabajan (??) y van al Congreso (??), para blindar sus vidas a prueba de sus propias leyes.

Nada funciona. Nos están exterminando poco a poco. Parece que de todos los presupuestos del Estado, los únicos que recortan son los que hacen daño a la población. No recortan en Ejército. Ni en una monarquía obsoleta.

El pueblo seguirá aguantando, muriéndose por las esquinas, desahuciados, desempleados, sin esperanza ni a corto ni a medio ni a largo plazo.

El dinero (que no acaba en manos de tanto chorizo como tenemos), para los bancos, los mismos que hicieron la chapuza. Los problemas, para el pueblo. Que se joda el pueblo. Tenemos el ejército. Tenemos la policía. Los tenemos bien cogidos por donde más les duele.

Qué vergüenza de democracia, de clase política, de sistema judicial, de….

Así que NO. No y no.

Anuncios