No, no he estado comiendo el cerdo entero y por eso no escribo. Vagancia pura y dura. Eso es todo.

Las novedades:

Mi amiga Isabel le compró un “chalete” a sus gatos, y desde entonces la envidia me mataba y, ni corta ni perezosa, le compré también uno para mi Félix y mi Miki. ¡Con escalera y terraza con barandilla! (¡Muérete de envidia, Isabelita!):

IMG_2488IMG_2487Y, aparte, me compré unos ovillos y retomé la calceta, que hacía como 30 años que no tocaba… ya veréis el resultado final, por ahora esto es lo que hay:

IMG_2489Bicos y hasta la próxima entrada.

Anuncios