Mellizas, una de su padre, otra de su madre, las dos pequerrechiñas han nivelado la edad media de la aldea aunque sólo sea por unas semanas. Ayer, después de ver el zoo local (gallinas, conejos, perros, gatos, cerdos, etc.), estaban un poco perjudicadas:

 

Ya esta mañana, con la cara lavada (como las artistas, jeje), sólo tenían ojos para los “nuevos” juguetes (que tienen solera, son de la última niña del pueblo, que tiene 9 años).

¡Menudo parque móvil!

Es que están para pegarles un “bocao”…

Anuncios