Como todos los veranos, llegan “los que están fuera”. Esta vez, también, para ese pequeño homenaje a Angélica. Nos juntamos 15 en una comida antes del acto.

Menos Sheila, que está a dieta y comió esto, que también tiene buena pinta:

Los demás le metimos el diento a:

Y faltan los chorizos (una olla entera), las costillas, la carne de vaca, la cachucha… que no hice foto. Y una androlla que salió mala. Y los postres:

¡Ah! Y mi querida Ubaldina ya salió del hospital. Tuvimos mucha suerte, porque, según el médico, fue un trombo “transitorio”, y la mano derecha ya la mueve. Hoy la fui a ver a casa de una de sus hijas y tiene una cara y un humor envidiables. Estamos muy contentos de que todo haya salido bien.

Anuncios