… o cómo se lavaban las alfombras…

Y la abuela se lo contó a la nieta. Y cogieron alfombra y un cubo con ropa y se fueron al lavadero, al pilanco. Y empezaron las clases de verano en el pueblo.

y aquí la nieta ya cogió un ritmo frenético…

Anuncios