Ni una. No di ni una. Me lanzaron las tres palabras y no sabía el significado de ninguna. Sí, nací en una aldea, pero no tengo ni la menor idea sobre las labores del campo. Pero ya me estoy enterando. Y eso, esas tres palabras, que son sinónimos (y localismos, al menos alguna de ellas), significan esto:

angazo. Rastrillo (o rastro), herramienta de madera que consta de un mango largo y de un tarugo alargado donde van insertados una fila de dientes. Sirve para recoger la hierba en los prados, hojas secas y broza en los sotos de castaños o juntar la paja en la era. A la acción de usar el angazo se llama angazar. Es conocido el chiste de aquella persona que salió del pueblo y al volver, diciendo que se le había olvidado el gallego preguntó: ¿cómo le llaman a esta herramienta, que ya no me acuerdo?, pisando en aquel momento los los dientes del angazo. En el momento el mango salió disparado para arriba, dándole un buen golpe en la cabeza a lo que aquella persona exclamó: ¡carallo pra o angazo!

http://uttaris.blogspot.com.es/2009/10/vida-tradicional-i.html

Anuncios